“Yo soy lo primero que he reciclado”

“No daba un duro por mí, pero yo soy lo primero que he reciclado”. Tan sincera y directa es Marta Barberà, una manitas recicladora que predica con el ejemplo en su concurrido blog 2nd funniest thing, un proyecto que ya se ha ampliado y diversificado en talleres y cursos, y que le ha servido para reconvertirse. Ella trabajaba en una farmacéutica, y no estaba muy contenta. Después de una crisis personal en que decidió dejar el trabajo y escuchar su lado más creativo, se ha convertido en la directora de su propia fábrica de divulgación y proyección de la cultura do it yourself (DIY), donde las tres R (reducir, reutilizar y reciclar) son imprescindibles.

Marta Barberà, creadora de 2nd funniest thing

Marta Barberà, creadora de 2nd funniest thing

“El mejor material es el que tienes en casa”, explica, después de haber pasado horas y horas investigando las posibilidades de las cosas que ya tenemos y que, cuando pasan por sus hábiles manos, se convierten en objetos de más valor. Además de ser una devota de la artesanía, también intenta “hacer pedagogía del reciclaje” porque considera que hay que bajar el ritmo del consumo, y en la mayoría de propuestas de su blog, algunos de ellos en formato vídeo que resuelve con mucha gracia, el material se reaprovecha de todas partes. Recuperar los productos artesanales, apostar por las iniciativas de proximidad y disfrutar con lo que haces son otras de las máximas que transpiran sus tutoriales.
2nd funniest thing, un nombre que hace referencia a la creación, la segunda cosa que más le apasiona, comenzó como una diversión, una válvula de escape en un periodo lleno de incertidumbres. Algunas de las propuestas DIY que se pueden encontrar en su blog: hacerse una mochila reciclando unos vaqueros y otras prendas viejas, hacer un anillos vintage con botones antiguos, o estampar con plastidecor una camiseta que no te pones por demasiado aburrida. Tres años después de conseguir muchas visitas con estos retos, Marta vive de esta iniciativa, que ha ampliado ofreciendo una cartera de servicios para hacerla más rentable. Tiene una tienda online donde vende su marca de bisutería slow, ofrece servicios de diseño y comunicación (estudió diseño gráfico), y también hace talleres para ferias o para empresas que los ofrecen a los trabajadores, además de colaboraciones con algunas marcas.

Anells vintage fets amb botons antics

Anillos vintage hechos con botones antiguos

“Hacer cosas con las manos es de lo más agradecido en la vida”, asegura, mientras recuerda que de pequeña siempre ayudaba a su abuelo en el huerto o a su abuela a coser. Cuando tuvo la oportunidad de detenerse, reconectó con su parte más creativa y artesanal y decidió recuperarla. “El blog comenzó como una terapia”, explica, pero ahora se ha convertido en un trabajo, que califica de “más tranquilo y amable” que el que tenía antes. “Trabajo más pero no tiene nada que ver, me llena mucho, y espero que poco a poco el proyecto vaya creciendo”, concluye.

Marta Barberà, explicando como hacerse un vestido de novia boho, reciclando una sábana y un mantel

Artículo escrito por Mar Rocabert